banner
Home » Acerca de mí  
English Acerca de mí Lejanías Terceto de Guitarras Manuel M. Ponce Ocho cuerdas Conciertos y programasArchivosProyectos y contacto

Breve Resumen

Lo no tan bueno, lo bueno y lo mejor

Lo no tan bueno es que en mi familia no hubo antecedentes musicales ni artísticos que yo conozca. Provengo de una familia de clase media donde el mayor deseo de los padres era ver a sus hijos recibirse en una carrera convencional. Yo no hice una carrera convencional y tampoco me recibí (creo que es buen momento para mencionar que tampoco gané ningún concurso).

Mi relación con la música empezó a los 13 años (muy tarde para comenzar una carrera artística) cuando mi padre me regaló mi primera guitarra. Acababa yo de salir de la Secundaria y, para cuando empecé a ir a la Escuela Preparatoria no. 8, ya estaba yo completamente obsesionado con la música: tocaba todo el día y no me interesaba nada más en la vida que no fueran la música y la guitarra.
No recuerdo cómo me enteré de la existencia de la Escuela Superior de Música, pero la idea de estudiar ahí me pareció maravillosa así es que, en compañía de mi amigo Humberto (compañero de preparatoria), me inscribí. Sólo había un pequeño problema: tenía en la Escuela de Música el mismo horario que en la otra escuela (adivinen a cuál  iba y a cuál no). No me atreví a decirles a mis padres de mis deseos de estudiar música, y para que no se enteraran en casa, me iba temprano a la preparatoria, pero de ahí me iba al poco rato a la Escuela de Música.

Cuando supuestamente iba a empezar el tercer año de preparatoria (debía 4 materias de 1º y todas las de 2º) decidí que había llegado el momento de contarles a mis padres la verdad. 
No fue fácil hacerlo pero mis padres siempre estuvieron abiertos al diálogo y, aunque les desilusionaba que yo no fuera a ser ni arquitecto, ni abogado, ni contador, ni físico nuclear, ni neurocirujano, toleraron el que yo siguiera estudiando música. Esto siempre se los agradeceré.

Lo bueno

Cuando tenía 16 años comencé a dar clases en una academia de guitarra.  El que me fuera muy bien ahí ayudó a tranquilizar a mis padres en lo que al aspecto económico se refiere, aunque lo que acabó por convencerlos de que a lo mejor no estaba tan mal que me dedicara a la música fue cuando toqué en la Sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes. Esto fue en 1974 y los dos brillaban de orgullo.

Lo mejor

Después de más de 32 años de carrera profesional no me puedo quejar, al contrario, he disfrutado muchísimo todos los aspectos de la música: el aprendizaje, los conciertos, las clases, las grabaciones, los viajes y, aunque no estoy del todo de acuerdo con los concursos de guitarra, la experiencia de ser jurado en varios de ellos ha sido enriquecedora.

                                         Home Acerca de Mí Lejanías Terceto Ponce Ocho cuerdasConciertos y programas Archivos Proyectos y contacto